INSTITUTO DISTRITAL DE PATRIMONIO CULTURAL

CÚPULA DE LA BASÍLICA DEL VOTO NACIONAL SE ILUMINÓ DE NUEVO

Este 20 de diciembre, la cúpula de la Basílica Menor del Sagrado Corazón de Jesús – Voto Nacional se iluminó como lucía originalmente, como parte de los trabajos adelantados por la Alcaldía de Bogotá, a través del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural – IDPC, en la segunda fase de intervención de este importante Bien de Interés Cultural.

En la actualidad, se avanza en las obras de restauración y reforzamiento estructural que incluyen cimentación, muros y columnas del presbiterio, transepto y cúpula. En esta etapa, igualmente, los vidrios de la cúpula que conforman el tricolor nacional han sido restituidos y los vitrales del Sol Resplandeciente (bajo la cúpula superior) serán restaurados junto a las ventanas del transepto del norte y sur y vidrios de los rosetones.

“La restauración de la Basílica del Voto es un trabajo monumental y va por muy buen camino. Ya están asegurados los recursos para su consolidación estructural y esta prueba de iluminación de la cúpula es realmente la demostración del gran avance en términos de obra que deja esta Administración y que nos permite decir que ya es una realidad. Bogotá y Colombia ganan un monumento espectacular, de gran valor histórico, simbólico y patrimonial”, aseguró Mauricio Uribe, director del IDPC.

La inversión de la segunda fase, que inició en diciembre de 2018, es de $10.565.624.833. En esta fase intervienen 110 personas, entre profesionales, técnicos y ayudantes de obra. Entre noviembre de 2016 y octubre de 2017, se llevó a cabo la primera fase de restauración de la Basílica, consistente en la recuperación de la fachada, contrafachada, coro y sotocoro y la restauración del reloj cucú. La inversión fue de $3.141.408.345.

“Es el momento de mostrar el resultado de este gran trabajo de restauración integral y qué mejor manera de hacerlo que con una prueba de iluminación de la cúpula con los colores de la bandera de Colombia. Esto significa aportar a la importancia de esta zona del centro, a su historia y a sus avances con proyectos como Bronx Distrito Creativo, unidades de vivienda, la renovación del parque de Los Mártires, entre otros”, agregó Mauricio Uribe.

Entre 1899 y 1902, el país vivió uno de los momentos más oscuros de su historia: la Guerra de los Mil Días, conflicto que dejó a Colombia devastada. Luego de la firma de la paz entre las fuerzas en conflicto, fue en abril de 1902 cuando el entonces arzobispo de Bogotá, Bernardo Herrera Restrepo, propuso que era el momento de hacer un “voto nacional”, a través de una obra que perpetuara “la paz, la concordia y la unión entre los colombianos”.

De esta manera surgió la Basílica Menor del Sagrado Corazón de Jesús – Voto Nacional y la Plaza de Los Mártires, que hoy constituye uno de los conjuntos urbanos más representativos de Bogotá, desde el punto de vista histórico, político, cultural, arquitectónico y patrimonial.

MÁS SOBRE LA BASÍLICA DEL VOTO NACIONAL

Construida entre 1894 y 1938, en su edificación participaron importantes nombres de la arquitectura del país como Francisco Olaya, Julián Lombana y Antonio Stoute. Así mismo, artistas de la talla del pintor Ricardo Acevedo Bernal o el taller de Colombo Ramelli, quienes dieron origen a la mayoría de piezas de pintura, vitrales y profusa ornamentación del templo y que hoy constituyen un valioso acervo del patrimonio cultural material inmueble del país.

El Voto Nacional fue además el escenario de la consagración de Colombia al Sagrado Corazón de Jesús y se convirtió en epicentro del Te Deum, un acontecimiento político, religioso y social en el que el Presidente de la República anualmente agradecía la protección y renovaba la consagración de la nación a Jesucristo.

CAMPAÑA LOS MÁRTIRES FLORECEN

En 2016, en el marco de la conmemoración del Bicentenario del sacrificio de los mártires de la Independencia ocurrido en 1816 y la celebración del centenario de la consagración de la Basílica del Sagrado Corazón de Jesús en 1916, el IDPC inició la recuperación integral de la Plaza de Los Mártires a través de la campaña ‘Los Mártires Florecen’.

Además de la intervención de la Basílica del Sagrado Corazón de Jesús, el IDPC restauró el monumento Obelisco a los Mártires de la Patria con una inversión de $69 millones, el cual entregó en adopción al Comando de Reclutamiento del Ejército Nacional. También desarrolló una jornada con el apoyo de varias entidades del Distrito para el enlucimiento de fachadas, equivalente a más de 1.100 metros cuadrados, y la recuperación del espacio público con la adecuación de jardines, siembra de más de 12 mil plantas y limpieza de postes y mantenimiento.

X