Museo de Bogotá. 50 años

,

Existen diferentes tipologías de museos: museos de arte, de historia, de ciencia, de sitio. Las grandes urbes del mundo tienen museos de ciudad. Y por fortuna, Bogotá ya cuenta con el museo de ciudad que se merece, el Museo de Bogotá. El proyecto de renovación y fortalecimiento, con miras a la celebración de sus primeros cincuenta años en 2019, constituyó una de las principales apuestas fijadas desde el comienzo de la presente administración del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural –IDPC–, entendida como una poderosa estrategia de divulgación y apropiación del patrimonio cultural bogotano, en su significado más amplio, con el fin de hacer del Museo un lugar para la reflexión acerca de la memoria y la identidad de la capital.

En 1968, el alcalde Virgilio Barco Vargas creó el Plan Museos, con el fin de enriquecer la oferta cultural de la ciudad, del cual hacían parte, entre otros, el Museo de Arte de Santa Clara, el de Historia Natural, el Planetario, el Museo de Arte Moderno y el Museo de Desarrollo Urbano. El 11 de julio de 1969, en una histórica casa de la calle 10 abajo de la carrera 4, se abrió este último, el antecesor del Museo de Bogotá.  Aquel Museo inicial exhibía ya algunas de las piezas icónicas de la colección, como el viejo tranvía de mulas (que en 2019 regresó a su sede), la urna centenaria, objetos de las empresas de Energía, Acueducto y Teléfonos, fotografías y planos antiguos, maquetas e imágenes del desarrollo de la ciudad. La puesta en funcionamiento del Museo de Desarrollo Urbano fue una saludable noticia para la cultura y el urbanismo capitalino, pero solo 20 años después habría de comenzar la vida azarosa y convulsionada de la institución. En 1989 el Museo se trasladó a la llamada Casa de los Comuneros, diagonal a la Plaza de Bolívar (hoy sede de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte), hasta 1995, cuando su colección fue almacenada en distintos lugares de la ciudad. En el año 2000 el Museo se reubicó en el Planetario Distrital, aunque sin la posibilidad de exhibir su colección, por lo que se dedicó a la realización de exposiciones temporales. En 2003 el Museo de Desarrollo Urbano, bajo la administración del Instituto Distrital de Cultura y Turismo desde 1978, cambia su nombre a Museo de Bogotá, el cual pasa a cargo del recién creado Instituto Distrital de Patrimonio Cultural en 2006, entidad que sustituyó a la anterior Corporación La Candelaria.

A través del proyecto Museo Renovado, con ocasión de los primeros 50 años de existencia, se perseveró para reabrir la Colección Permanente del Museo, guardada por casi 25 años, para lo cual se propusieron varios ejes curatoriales, con base en planteamientos de expertos y de los habitantes de la ciudad, lo que condujo a la definición de los nuevos ejes temáticos que se representan en la amena adecuación de las salas de la casa, denominada como la Casa de los Siete Balcones. Producto de una rigurosa y moderna museografía, se permite ahora hacer un relato por el territorio que ocupamos, los tiempos que esta ciudad ha transcurrido, la evolución física y la de sus modos de vida, así como las dinámicas de los derechos ciudadanos, para hacer de este un museo activo y participativo, un lugar para pensar y reflexionar permanentemente sobre la ciudad.

Autores: Marcela García Sierra , Hernando Acevedo Quintero, Germán Mejía Pavony Monika Therrien, María del Pilar López Pérez, Manuel Vega Vargas
Año: 2019

$65,000

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Museo de Bogotá. 50 años”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.