INSTITUTO DISTRITAL DE PATRIMONIO CULTURAL

Obras de Intervención en Patrimonio

Desde la Subdirección de Protección e Intervención del Patrimonio, el IDPC realiza acciones para la sostenibilidad del patrimonio cultural construido, es decir que su misión principal es la de poner en valor y de manera integral, los patrimonios muebles e inmuebles bogotanos. El IDPC centró sus esfuerzos en ejecutar, avanzar o finalizar obras de restauración del patrimonio cultural de gran impacto para la ciudad, así mismo nos hemos convertido en una de las oficinas más fuertes en cuanto a lo técnico se refiere, contamos con el mejor talento humano para llevar a cabo consultorías y obras que tienen como objeto intervenir el patrimonio, siempre buscando que este se ponga en valor y sea reconocido y disfrutado por los bogotanos.

Please wait while flipbook is loading. For more related info, FAQs and issues please refer to dFlip 3D Flipbook WordPress Help documentation.

Obras de Intervención en Patrimonio

Reforzamiento estructural y adecuación funcional de la Plaza de Toros La Santamaría

En la plaza de toros La Santamaría, se dio continuidad a la primera fase de la obra consistente en el reforzamiento estructural y la adecuación funcional contratada en 2015 terminando así la primera de las tres etapas de intervención que fueron proyectadas desde el momento de la consultoría que se desarrolló en el año 2013, y de la cual se obtuvieron los estudios y diseños técnicos y el proyecto de restauración. Luego de los 18 meses pactados en el contrato, y con una inversión de casi 8.800 millones de pesos, en enero de 2017 se entregó a la ciudad para su uso como escenario multipropósito para actividades culturales y recreativas.

Entre las adecuaciones funcionales realizadas se encuentran la implementación de áreas para camerinos cercanas al ruedo y un sistema eléctrico actualizado con normas RETIE y RETILAP, que incluyeron la actualización de las luminarias del ruedo, así como el sistema hidrosanitario que cuenta ahora con un tanque de agua para suministro y red contra incendio, siendo ésta no sólo una de las intervenciones de mayor impacto dentro de la plaza, sino que fue una de las más importantes para mejorar el funcionamiento propio de la edificación.

Con el estudio de seguridad humana se logró una mejora importante en las condiciones permisibles y propias de la edificación para temas de evacuación, resaltando específicamente las mejoras en los anchos de escaleras y circulaciones en graderías, lo cual, aunque redujo el aforo, alivió sustancialmente los recorridos para evacuación y protección de los usuarios. Bogotá cuenta ahora con un escenario seguro y pluridisciplinar que permitirá la apropiación y disfrute no solo desde el patrimonio sino también desde las artes, la cultura, el deporte entre muchas otras posibilidades de uso.

Restauración de la Plaza de Mercado La Concordia y construcción de la Galería de Arte Santa Fe

En la plaza de toros La Santamaría, se dio continuidad a la primera fase de la obra consistente en el reforzamiento estructural y la adecuación funcional contratada en 2015 terminando así la primera de las tres etapas de intervención que fueron proyectadas desde el momento de la consultoría que se desarrolló en el año 2013, y de la cual se obtuvieron los estudios y diseños técnicos y el proyecto de restauración. Luego de los 18 meses pactados en el contrato, y con una inversión de casi 8.800 millones de pesos, en enero de 2017 se entregó a la ciudad para su uso como escenario multipropósito para actividades culturales y recreativas.

Entre las adecuaciones funcionales realizadas se encuentran la implementación de áreas para camerinos cercanas al ruedo y un sistema eléctrico actualizado con normas RETIE y RETILAP, que incluyeron la actualización de las luminarias del ruedo, así como el sistema hidrosanitario que cuenta ahora con un tanque de agua para suministro y red contra incendio, siendo ésta no sólo una de las intervenciones de mayor impacto dentro de la plaza, sino que fue una de las más importantes para mejorar el funcionamiento propio de la edificación.

Con el estudio de seguridad humana se logró una mejora importante en las condiciones permisibles y propias de la edificación para temas de evacuación, resaltando específicamente las mejoras en los anchos de escaleras y circulaciones en graderías, lo cual, aunque redujo el aforo, alivió sustancialmente los recorridos para evacuación y protección de los usuarios. Bogotá cuenta ahora con un escenario seguro y pluridisciplinar que permitirá la apropiación y disfrute no solo desde el patrimonio sino también desde las artes, la cultura, el deporte entre muchas otras posibilidades de uso.

X