Jornada de enlucimiento y sensibilización del Patrimonio Cultural en el barrio Belén

Voluntarias en la jornada de enlucimiento del 30 de noviembre. Foto: Édgar Gutiérrez / IDPC.

Con el objetivo de promover la conservación y sostenibilidad del patrimonio cultural presente en toda la ciudad, el programa ‘El patrimonio se luce’ llegó el 30 de noviembre a la localidad de La Candelaria.

Entre las 8:00 a.m. y las 12:00 m., un grupo de trabajadores y voluntarios de la empresa de servicios de alojamiento hotelero Travelers, bajo la asesoría de los profesionales en conservación y restauración del IDPC, realizaron los trabajos de enlucimiento en algunas de las fachadas patrimoniales del Barrio Belén. La jornada de voluntariado se centró en la Carrera 4 con Calle 6B.

Así mismo, con el acompañamiento del programa Civinautas se realizó un taller de apropiación del patrimonio, llamado ‘El secreto de la casa patrimonial’, al que asistirán los hijos de los voluntarios.

El equipo del IDPC con los Civinautas, durante el taller. Foto: Édgar Gutiérrez / IDPC.

Sobre el Barrio Belén

Como la mayoría de los barrios coloniales, este debe su nombre a la Ermita de Belén, la cual a su vez hace honores a un lienzo que representa a Nuestra Señora de Belén. La Iglesia fue la primera edificación de este tipo construida en Santa Fe y fue levantada en 1580 por la cofradía de Nuestra Señora de Belén. El sitio escogido fue una parte alta, en las estribaciones de los Cerros Orientales.

La Ermita fue reconstruida 100 años más tarde. Edificación que se mantuvo hasta 1909, año en que fue derribada para levantar la que se conoce en la actualidad. Creación del arquitecto Juan Bautista Arnaud.

El barrio Belén se caracterizaba por albergar grandes construcciones y casonas para industrias o fábricas que con el tiempo se desmantelaron y se convirtieron en casas habitación multifamiliar.

‘El Patrimonio se luce’

Entidades privadas, públicas y personas naturales pueden hacer parte de este programa a través de cuatro modalidades de intervención.

  • Voluntariado: jornadas lúdicas y participativas dirigidas al público general, destinadas a fomentar la inversión para la conservación del patrimonio por medio de alianzas con el sector privado. Busca la recuperación cromática y de la imagen urbana de los sectores de interés cultural de la ciudad. En ellas el equipo del programa adelanta los acuerdos con la ciudadanía y hace la asesoría técnica para la intervención, además de participar activamente durante la jornada.
  • Asesorías técnicas: consisten en atender las solicitudes de la ciudadanía relacionadas con la intervención en fachadas de inmuebles y sectores de interés cultural. La asesoría consta de una visita técnica de inspección, el levantamiento de los planos arquitectónicos de la fachada, un concepto técnico del estado de conservación, una propuesta de recuperación cromática y las recomendaciones técnicas para la intervención.
  • Convenios: proceso mediante el cual se aúnan esfuerzos con entidades para la realización de proyectos dirigidos al fomento de las técnicas constructivas tradicionales y la recuperación de la memoria de la ciudad, por medio de estrategias como talleres prácticos y conferencias.
  • Brigada de intervención oportuna: conformada por personal directamente contratado y supervisado por el IDPC, dirigido al desarrollo de actividades de mantenimiento y restauración en fachadas de inmuebles de interés cultural.

Civinautas

Este programa del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC) diseña e implementa procesos de formación en patrimonio cultural para el ejercicio efectivo de los derechos culturales de los habitantes

de Bogotá. Buscamos generar y fortalecer espacios pedagógicos centrados en la experiencia sensible y la reflexión tanto individual como compartida (especialmente, desde la relación sujeto, comunidad, memoria y territorio). Desde el año 2013, el IDPC ha venido implementando Civinautas en alianza con la Secretaría de Educación de Bogotá en Instituciones Educativas Distritales, con el objetivo que niños, jóvenes y docentes desarrollen procesos de sensibilización, apropiación y exploración del patrimonio cultural.