Exposición ‘Espacio Bi-centenario. La independencia en Bogotá’

Enrique Martínez (izquierda), hizo la curaduría de la muestra. Foto: Carlos Lema / IDPC.

En la noche del 9 de agosto de 1819, el virrey Sámano huyó precipitadamente del centro de Santafé, tras enterarse de la derrota del ejército realista en la Batalla de Boyacá. A dos siglos de distancia, en la misma Casa Sámano, el Museo de Bogotá inauguró el 23 de julio una exposición sobre la vigencia del proceso de Independencia en la capital colombiana.

A primera vista, poco tienen en común la pequeña ciudad colonial de principios del siglo XIX y la metrópolis de 7 millones de habitantes que conocemos hoy día. Con sus autopistas y rascacielos, la modernización arrasó con parte de la herencia física de la Independencia.

Pero, prestando atención a los monumentos, parques, plazas, barrios y avenidas que estructuran la urbe, la exposición demostrará que el proceso de formación de la nación colombiana está omnipresente en la ciudad.

Mantiene en nuestra memoria colectiva personajes y eventos de aquella época que cambió para siempre la historia del continente. A través de láminas, planos, mapas y fotografías, la exposición invitará a pasear por el Centro Histórico de Bogotá, para recordar los fascinantes eventos que llevaron al desmantelamiento del imperio colonial español.

Caminando por las mismas calles y plazas donde todo sucedió, el visitante aprenderá sobre las familias enemigas y las intrigas políticas que provocaron enfrentamientos entre vecinos y patriotas de ambos sectores.

Escuchará historias sobre personalidades como Antonio Nariño, traductor e impresor clandestino de la Declaración de los Derechos del Hombre, o Policarpa Salavarrieta, heroína de la resistencia colombiana. Conocerá el pasado de Bogotá, una de las puertas de entrada del movimiento de la Ilustración en el continente y punto estratégico para la liberación de Suramérica.

Pero la Independencia no solo es asunto del pasado. Las conmemoraciones de la Independencia en la ciudad dejaron marcas en el espacio público que permiten ver cómo la percepción de los eventos sucedidos entre 1810 y 1819 evolucionó con el tiempo. Los bogotanos de distintas épocas crearon
parques, nombraron plazas y erigieron monumentos para dejar impresas en la ciudad las distintas memorias sobre el nacimiento de la nación. En este sentido, la muestra interpelará a los visitantes sobre el sentido contemporáneo del proceso de independización de Colombia.

La exposición se puede ver en el Museo de Bogotá, sede Casa Sámano, Carrera 4 # 10 – 18, desde el 24 de julio. De martes a viernes, de 9 a. m. a 6 p. m. y sábados y domingos, de 10 a. m. a 5 p. m. (El Museo no abre los lunes, incluidos los festivos). La entrada no tiene costo.