Instituto Distrital de Patrimonio Cultural

A partir del año 2020, el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC) se trazó la meta de activar siete (7) entornos en los que confluyen diversos elementos patrimoniales a través de procesos de interacción social, artística y cultural. Una de las estrategias de activación de estos entornos se basó en el trabajo colaborativo con actores locales para el desarrollo de inventarios de patrimonio vivo en tres (3) entornos: Bosa, Suba y Usme. Mediante esta estrategia se buscó re-conocer estos sectores en su diversidad cultural más allá de su materialidad, explorando la multiplicidad de formas de habitar el territorio.

Con el objetivo de contar cómo fue el proceso de construcción de los inventarios de patrimonio vivo se ha preparado esta narrativa digital abierta a la ciudadanía. Se espera, mediante esta herramienta, incentivar el interés por desarrollar ejercicios de inventarios participativos que exploren, documenten y comuniquen su patrimonio vivo.

¿Qué entendemos como ?

Juega un rol fundamental para el fortalecimiento del tejido social, la identidad cultural y la promoción del respeto mutuo entre las diversas comunidades que habitan la ciudad.

Se expresa en bienes de carácter material, elementos naturales de los ecosistemas y las prácticas culturales valoradas colectivamente y que sostienen procesos vitales en la ciudad.

Una oportunidad para construir interrogantes y responder cuál es nuestra relación con el territorio. Está arraigado en la memoria y configura formas de habitar el territorio Están cargados de sentido y son activados por la propia ciudadanía.

¿Sabes qué es un inventario de

Patrimonio vivo?

El Inventario de Patrimonio Vivo es una herramienta de gestión y tiene el objetivo de contribuir a la comprensión de los territorios, comunidades, procesos y prácticas culturales de la ciudad.

 

La confección de los inventarios se da a través de procesos participativos de investigación y creación, realizados por las comunidades o grupos gestores que se ponen de acuerdo para reflexionar sobre su patrimonio, documentarlo y proponer acciones que permitan su fortalecimiento y divulgación.

Los inventarios van más allá de la elaboración de un listado o un registro aislado de manifestaciones; en cambio, supone un proceso de diálogo reflexivo permanente en el cual se ahonda en la importancia que el patrimonio es reconocido y valorado colectivamente.

Etapas para la confección del Inventario Patrimonio Vivo

La confección colectiva de los inventarios se realizó siguiendo las tres etapas que conforman la propuesta e invitación del IDPC para que la ciudadanía participe en este proceso.

Nuestro propósito en esta etapa fue la de definir el equipo gestor proponiendo una ruta de trabajo y gestionando acuerdos para avanzar en la construcción del inventario de patrimonio vivo.

En esta etapa dimos comienzo al proceso de identificación, documentación y registro de aquellas prácticas o expresiones culturales representativas, valoradas colectivamente, y que tienen una función importante en la vida de diferentes sectores y poblaciones sociales en Suba, Bosa y Usme

En esta etapa buscamos construir rutas de gestión, estableciendo estrategias locales de articulación entre actores comunitarios, institucionales y privados. Estas estrategias de gestión son una propuesta para planear y poner en marcha nuevos procesos para la salvaguardia del patrimonio vivo identificado.

Y de los entornos…


Suba, Bosa y Usme

fueron priorizados como los primeros tres (3) entornos para el desarrollo de los inventarios de patrimonio vivo como estrategia de activación. Para la priorización de estos primeros tres (3) entornos, se tuvieron en cuenta los siguientes factores:
1
Los núcleos fundacionales de estos tres entornos han sido declarados Sectores de Interés Cultural (SIC), por lo que su patrimonio construido hace parte de la memoria compartida de Bogotá.
2
Son entornos con espacios públicos patrimoniales importantes, lo que invita a pensar la construcción del patrimonio vivo en lugares colectivos.
3
El enfoque en estos tres entornos promueve la descentralización del patrimonio y permite reconocer la conformación histórica de la ciudad, puesto que los núcleos fundacionales de Suba, Bosa y Usme dan cuenta de la expansión de Bogotá-región.
4
Los tres (3) entornos seleccionados permitían el desarrollo de estrategias que pusieran en diálogo al patrimonio cultural y al natural, promoviendo así la apuesta por comprender el patrimonio de manera integrada, debido a que los entornos tienen elementos naturales propicios para esta exploración.

SUBA

El entorno patrimonial de Suba ha sido referente de significados y conocimientos para sus habitantes debido a la presencia Muisca en esta zona desde el periodo prehispánico y se ha mantenido como una condición predominante del territorio. Inclusive, pese a ser un espacio que guarda una estrecha relación con la herencia colonial, hoy en día alberga la sede del Cabildo Muisca de Suba, otorgando así un significado cultural múltiple y diverso al centro fundacional de este entorno.

USME

El entorno patrimonial de Usme se caracteriza por la amplia presencia de elementos patrimoniales que son referentes para sus habitantes. Su plaza fundacional se constituye como lugar de encuentro de prácticas culturales, alimentarias, agroalimentarias y religiosas, y ha mantenido la conexión con el carácter rural del territorio. Se destaca la presencia de Bienes de Interés Cultural de carácter distrital, su conexión con el corredor ecológico de la ronda del río Tunjuelo y las distintas quebradas que lo circundan, y su proximidad con el hallazgo arqueológico de la Hacienda del Carmen.

BOSA

El entorno patrimonial de Bosa se ha mantenido como centro institucional y de atracción para los habitantes de la localidad, pero también por ser referente de los procesos históricos de poblamiento al conservar elementos de valor material y simbólico relacionados con su pasado Muisca y como localidad receptora de inmigrantes del campo en el siglo XX (traza, iglesia, cementerio, entre otros). Asimismo, Bosa refleja un proceso acelerado de construcción de barrios y de expansión de la frontera urbana, y con esto, distintas formas de habitar y generar procesos de sostenibilidad y productividad.

¡Suscríbete! Conoce la programación​