Misa de Acción de Gracias en la Basílica Menor del Voto Nacional

  • Es el símbolo del fin de la devastadora Guerra de los Mil Días (1899-1902): el poder ejecutivo y eclesiástico se unieron para erigir un Templo Nacional del Voto por la Paz y consagrarlo al Sagrado Corazón de Jesús.
  • Con una inversión de $3.499 millones, la Admón. del Alcalde Enrique Peñalosa entregó la primera fase de la restauración integral de la Basílica Menor del Sagrado Corazón de Jesús que correspondió a la fachada, contrafachada, coro y sotocoro.
  • Histórico aumento del 69.3% más en el presupuesto para salvaguardar el patrimonio cultural de Bogotá permitirá al Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC) continuar, en el 2018, la segunda fase de restauración (naves interiores) por un valor de $7.700 millones, para una inversión total de más de $11 mil millones en las dos primeras fases.
  • Estas acciones hacen parte de las apuestas del Distrito en la recuperación y renovación del Bronx, la Plaza de los Mártires y sus alrededores, una de las zonas con mayor riqueza histórica, patrimonial y cultural de Colombia que hasta hace un año vivía un enorme deterioro social.

Bogotá, D.C., 20 de diciembre de 2018. Por 10 meses, un equipo especializado y multidisciplinario del IDPC conformado por arquitectos, restauradores de bienes muebles, arqueólogos, ingenieros civiles y estructurales y artistas plásticos se dieron a la tarea de restaurar y revivir este Bien de Interés Cultural del Ámbito Distrital y Nacional.

El trabajo se realizó a profundidad, desde sus entrañas que se encontraban deterioradas y endebles, un esfuerzo invisible pero que tenía como misión ayudar a mantenerla firme. A partir de ahí, consolidaron la estructura de la fachada y contrafachada empleando sistemas innovadores para mitigar el riesgo sísmico.

En la fachada, limpiaron la estructura, recompusieron sus faltantes, cambiaron las piezas de piedra en mal estado y restauraron el cupulín, la cubierta, los escudos y el Cristo resucitado de la cúpula. También desmontaron las esculturas de Santo Toribio, San Luis Bertrán, Santa Rosa de Lima y San Pedro Claver, las cuales fueron restauradas en un taller adecuado dentro de la Iglesia para posteriormente montarlas de nuevo en su lugar. En el coro fueron consolidados los entrepisos y la baranda de madera y recuperados los óculos para permitir el paso de luz natural.

Además fue consolidada la torre del reloj incluyendo las estructuras de madera, la cubierta y restaurada la escultura del Sagrado Corazón de Jesús que lo compone. Hoy, del reloj cucú volverá a salir esta gran escultura de 1,67 c.m. cada vez que marque las 12:00 del mediodía.

La segunda fase tiene contemplada la intervención de las tres naves interiores divididas por columnas y arcos que definen 16 capillas, nombradas según las diócesis del país, conmemorando la unión de las diferentes regiones del territorio colombiano a inicios del siglo XX. También serán recuperados diez lienzos del pintor colombiano Ricardo Acevedo Bernal (1867-1930), ocho de ellos se encuentran adornando el cielorraso de las naves.

Un Voto Nacional por la Paz

Los arquitectos de la también llamada iglesia del Voto Nacional fueron Francisco Olaya (encargado de la obra del Capitolio Nacional) y Julián Lombana, quienes se encuentran enterrados allí.

La primera piedra fue puesta en donde yacía una antigua capilla, contigua a la Plaza de Los Mártires, en la que además fue construido el Obelisco (1872-1880), monumento en honor a los mártires de la patria que dieron su vida por la independencia.

La segunda iglesia más importante de la ciudad representa la armonización de diversos estilos y técnicas constructivas correspondientes a cada momento histórico en el que fue intervenida la obra (1902-1938). Está compuesta por centenares detalles ornamentales en sus más de 700 bienes muebles, entre pinturas, vitrales, cornisas, yeserías, molduras y esculturas, que aún son vigentes y que reafirman su carácter de símbolo de la paz como lo es la aparición de la palabra en latín “Pax” 200 veces en diversos detalles decorativos de la Basílica.

‘Los Mártires Florecen’

El estado de emergencia de las condiciones de la iglesia del Voto Nacional y de su entorno, los problemas sociales generados por el deterioro del conocido antiguo Bronx, la creciente fragilidad y el olvido a esta zona de la ciudad son factores determinantes para activar estrategias de valoración, conservación y restauración de hito nacional.

En 2016, en el marco de la conmemoración del bicentenario el sacrificio de los mártires de la independencia ocurrido en 1816 y la celebración del centenario de la consagración de la Basílica del Sagrado Corazón de Jesús en 1916, el IDPC inició la recuperación integral de la Plaza de Los Mártires a través de la campaña ‘Los Mártires Florecen’.

Además de la intervención de la Basílica del Sagrado Corazón de Jesús, el IDPC restauró el monumento Obelisco a los Mártires de la Patria con una inversión de $69 millones, el cual entregó en adopción al Comando de Reclutamiento del Ejército Nacional; y desarrolló una jornada con el apoyo de varias entidades del Distrito para el enlucimiento de fachadas, equivalente a más de 1.100 metros cuadrados, y la recuperación del espacio público con la adecuación de jardines, siembra de más de 12 mil plantas y limpieza de postes y mantenimiento.

Adicionalmente, la Administración del Alcalde Enrique Peñalosa está desarrollando la estrategia de renovación del Bronx para convertir este sector en uno de los más atractivos de la ciudad, en donde será construido el gran centro de la creatividad de la industria naranja con actividades de diseño de modas y desarrollo audiovisual.