Una fecha para reconocer el trabajo hecho con manos bogotanas

Los oficios tradicionales de Bogotá involucran un conjunto de saberes y técnicas colectivas relacionadas con la producción, la creación, la reutilización y la comercialización de objetos o servicios. El conocimiento de la materia prima, el trabajo manual, el manejo de herramientas especializadas, el sentido estético y el valor simbólico del hacer son algunos elementos que caracterizan los oficios de tradición en el Distrito Capital.

Los Hernández tienen una tradición centenaria en el oficio de la talla en piedra. La inició el abuelo Angelino, quien trabajaba como obrero para Agustín Vanegas, un tallador que había aprendido el oficio cuando trabajaba en La Nueva Industria, una de las marmolerías más grandes que existían en la ciudad a principios del Siglo XX y que estaba ubicada cerca del Cementerio Central. 

Al morir Vanegas, Angelino se quedó al mando del taller. Ahí inició la tradición de los Hernández, a la que pertenece Leonardo, quien desde niño aprendió el oficio y pasaba sus vacaciones en el Cementerio Central, mirando cómo su abuelo y su padre ponían las lápidas de las tumbas.

Como Leonardo Hernández hay cientos de personas, hombres y mujeres que aún hoy, a pesar de los cambios económicos y los adelantos tecnológicos mantienen vivos oficios tradicionales en Bogotá. La marmolería, el trabajo del vidrio y del cuero, entre muchos otros, han resistido el paso del tiempo gracias a la transmisión del conocimiento que se realiza de generación en generación.  

Desde el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural –IDPC se ha venido trabajando en la identificación de los oficios tradicionales de Bogotá, a través del programa de Patrimonios Locales y el Programa Distrital de Estímulos, con el fin de fortalecer algunas de estas tradiciones en la ciudad. Aquí les contamos sobre algunos oficios, que se resisten a desaparecer.

La  tradición de la forja del cobre del pueblo Rrom

En el marco del universo cultural Rrom, se destaca la tradición de la forja del cobre o Jarkuma como se dice en rromaní o lengua gitana. En este oficio se dominan técnicas diversas, tales como envejecido, quemado, martillado, brillado y lavado. Tradicionalmente se fabrican objetos utilitarios, como ollas, pailas, vasijas y jarrones, así como piezas ornamentales. Algunas de estas piezas tienen un valor simbólico especial en su cosmovisión. Allí se destaca la rueda o chakra, siendo este un símbolo de la itinerantica de este pueblo. Hoy en día permanecen en Bogotá algunos maestros que aún dominan las técnicas y saberes para la fabricación de objetos en cobre. 

A través del Programa Distrital de Estímulos para la Cultura, el IDPC apoyó el desarrollo del proyecto ‘Fortalecimiento del oficio tradicional del cobre como arte ancestral’ en 2018. Este proyecto contempló el desarrollo de talleres de fabricación de piezas en cobre reuniendo a maestros conocedores del oficio y jóvenes de la comunidad, buscando fortalecer los procesos de transmisión intergeneracional para la salvaguardia de esta tradición cultural.

Los talladores de piedra de Los Mártires

Aunque el oficio de los talladores ha crecido alrededor del arte funerario, la talla en piedra tiene infinidad de usos ornamentales y utilitarios, además, el trabajo de los talladores está presente en muchos lugares y elementos de la localidad de Los Mártires y la ciudad, dentro de los que se encuentran esculturas en espacios públicos, construcciones y revestimientos de edificios y casas de los barrios Santa Fé y Panamericano. El oficio de talla en piedra involucra técnicas y conocimientos aprendidos de manera empírica y transmitidos generacionalmente. 

Los primeros talladores aprendieron de maestros italianos, trabajando con ellos como ayudantes o imitando sus estilos y técnicas de las obras que esculpieron en el Cementerio Central. Poco a poco, estos talladores pasaron de aprendices a maestros y sus familias crecieron con el oficio, nuevas generaciones aprendieron empíricamente, acompañando a padres y abuelos en sus talleres.

En el marco del programa Patrimonios Locales, se llevó a cabo un proceso de investigación de este oficio con habitantes de la localidad de Los Mártires para la identificación del Patrimonio Cultural Inmaterial de la ciudad, a partir de procesos participativos. Los resultados del trabajo 

colaborativo alrededor de este oficio, fueron consignados en un juego de mesa, que se lanzará en el mes de junio. 

Las marroquinerías del Restrepo

Otro de los oficios de una gran tradición en Bogotá, son aquellos asociados al cuero (marroquinería y zapatería) en el barrio Restrepo. Estos involucran el tratamiento de esta materia prima para la elaboración de calzado, chaquetas, bolsos, accesorios, entre otros, y han constituido un sector de producción y comercio tradicional de estos artículos en el sector, identificado como el epicentro de la zapatería y la marroquinería en la ciudad. 

Este oficio agrupa un gremio de trabajadores que se han dedicado durante años a esta labor y la reconoce como parte importante de la memoria de la localidad. El comercio alrededor del oficio incluye la venta de insumos para los fabricantes y comerciantes; venta de artículos de cuero ya terminados, así como, su reparación o elaboración por encargo. 

Actualmente el IDPC, a través del programa de Patrimonios Locales, continúa con este proceso de salvaguardia.

Los vidrieros de San Cristóbal

En San Cristóbal persisten oficios artesanales asociados a la fabricación de objetos de vidrio, tales como el soplado y la talla de este material. Aunque se trata de una manifestación muy debilitada, el Museo del Vidrio ha venido adelantando una importante labor para su salvaguardia desde 2012. Entre otras cosas, allí se llevan a cabo demostraciones del soplete al vidrio (oficio masculino) y talla de vidrio (oficio femenino) y se reconoce la labor de los maestros vidrieros.

El Museo del Vidrio ha sido beneficiado a través de becas y apoyos concertados en el marco del Programa Distrital de Estímulos y la Política de Fomento, y se ha visibilizado a través del Programa de Patrimonios Locales.